910 709 124 info@alyflor.com
0

YOUR CART

No hay productos en el carrito.

Aunque tratemos de resistirnos, el cambio de estación es una evidencia que podemos comprobar día a día. Por ello, y lejos de guardarle nostalgias al verano, es momento de comenzar a planificar los cuidados de las plantas en otoño si queremos que estén preparadas para hacer frente a las temperaturas invernales. La mejor inversión para que, con la próxima primavera, luzcan plenamente y en buenas condiciones de salud.

Por esta razón, es importante conocer las labores de jardinería propias de este momento del año. Cuidados sencillos que ayudarán a que nuestras plantas, tanto de interior como de exterior, estén preparadas para los muchos cambios que supone el otoño para ellas.

Y aunque ahora mismo creamos que queda mucho tiempo todavía para el frío, no nos equivoquemos: con el inicio del descenso de las temperaturas es el momento idóneo para comenzar con los cuidados de las plantas en otoño. De esta manera fomentamos una forma fantástica de garantizar que las plantas estarán protegidas cuando el invierno haga su acto de presencia.

CUIDADOS DE LAS PLANTAS EN OTOÑO: RIEGO, PODA Y ABONADO

Aunque todavía las altas temperaturas nos pedirán mantener una buena pauta de riego, tendremos que observar la climatología para modificar el uso de este nutriente. Este cuidado de las plantas en otoño busca, fundamentalmente, ayudar a las plantas a vivir la transición entre la alta cantidad de agua propia del verano (cuando el sol hace que la temperatura aumente) y los pocos grados del invierno. Gracias a esta estación, estaremos permitiendo que nuestras matas entren en su reposo vegetativo invernal de una manera gradual y sin crearles algo que, en esta época del año, puede ser un gran perjuicio para ellas: el exceso de agua.

Tengamos en cuenta que a medida que las temperaturas comiencen a bajar, también lo harán tanto las necesidades de las plantas como su capacidad de evaporar el agua sobrante del riego. Una razón de peso para que comencemos a espaciarlo y para que le pasemos revista a los distintos sistemas de drenaje de nuestras plantas. Durante el invierno debemos tener cuidado paa evitar que las raíces de los vegetales se pudran debido a la combinación de agua y frío.

Dado que nuestras plantas comenzarán su reposo invernal, el otoño es el momento idóneo para suministrarles una ayuda en forma de abono de lenta liberación (ya sea en granulado o en barritas). Gracias a esta dosis, podrán ir nutriéndose y preparándose para el letargo de los meses de frío, además es una forma de evitar que la planta se encuentre débil en estos meses invernales y pueda morir. Este último abonado, hasta que la primavera comience a despuntar, se lo tendremos que aplicar tanto a las plantas de exterior como a las de interior (que, todavía en otoño, permanecen activas).

Pin It on Pinterest

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 10:00 to 22:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday